martes, 30 de junio de 2015

El inquietante caso del huevo roto de Álvaro Núñez, Alberto Díaz y Miguel Can.

Lechuza Detective 3. El inquietante caso del huevo roto.

Autores: Álvaro Núñez, Alberto Díaz y Miguel Can.


14x21 cm, 120 páginas.

Cartoné. (+ 9 años)

 2015




Por José R. Cortés Criado.

La lechuza detective es una niña de cuarto de Primaria a la que le encanta el chocolate, además de ser una  fanática de los cómics, con una imaginación  tan desbordante que llega a preocupar a su padre, pero su abuelo, antiguo explorador y gran aventurero, la comprende y por ello le regala un disfraz de lechuza que le proporciona visión nocturna, capacidad de vuelos cortos y resistencia a los golpes.

En este tercer volumen de la colección Carla Ventura, la mejor detective del mundo, se va con su hermano al pueblo de la abuela Nana donde no pasa nada normalmente, salvo que su madre, que vive con su nuevo marido, la quiere hacer vegetariana, a  ella y  a sus hermanos.

La llegada al pueblo es tranquila hasta que Carla jugando con su diábolo rompió la estatua de una gaviota en la plaza del pueblo y de su interior salió un huevo muy duro.
Tras esto, todo cambia, hay quien busca el tesoro de un pirata, el capitán Matapan,  que vivió en el pueblo hace muchísimo tiempo y dejó sus riquezas a buen recaudo, pues para abrirlo hay que localizar cuatro huevos repartidos por el pueblo que tienen una parte hueca; juntando las cuatro partes se obtiene el molde de la llave que cierra la puerta del tesoro.

Gracias a la Lechuza Detective todo se aclara, se encuentra el molde y se descubre a quién quiere hacerse con el tesoro para enriquecerse; ella quiere que sea para todo el pueblo.

La historia se narra en primera persona por la protagonista y está contada a través de textos escritos y viñetas, es una mezcla entre la novela convencional y una novela gráfica; un acierto que gustará a los pequeños lectores porque les aligera la lectura al tropezar de vez en cuando con alguna viñeta o con páginas dibujadas que continúan el texto escrito.

Las guardas del libro nos muestran las siluetas de algunos personajes y las dos primeras páginas presentan a los protagonistas; junto a los dibujos de familia y amigos se escriben algunas características de ellos.

Un libro divertido y ameno que se lee rápidamente. Sin duda la Lechuza Detective no pasará desapercibida.









domingo, 28 de junio de 2015

Toda la verdad que hay en mí de Julie Berry

Toda la verdad que hay en mí

Julie Berry


280 páginas

2015 (+14 años)







Por José R. Cortés Criado.


Es una novela escrita con mucha fuerza, la narradora nos cuenta en primera persona un periodo de su vida con todos los problemas que ha de soportar y sobre todo su historia de amor; la fuerza del relato lo consigue Julie Berry con un lenguaje claro y directo en numerosos capítulos, algunos de un solo renglón y otros de varias páginas.

La protagonista, Judith, va contando sus desgarros en esta vida, desde la marginalidad a la que la somete la comunidad donde vive, porque desapareció de su pueblo junto a su mejor amiga; esta no volvió nunca, murió; ella regresó dos años después mutilada, le cercenaron la lengua y dejó de ser considerada una más por las sospechas que surgían sobre sus vivencias durante su ausencia incluso por su familia y amigos.

La protagonista se debate entre su gran amor desde la infancia, su familia y su pasado. Si habla su vida cambiará radicalmente, si su familia no la acepta, sobretodo su madre, no tiene mucho sentido seguir en casa, pero si la persona a quien ama la rechaza, para qué vivir.

Judith es más fuerte que todos ellos y resiste los envites de sus convecinos, porque es duro existir en una ciudad aislada del resto del mundo donde la moral conservadora religiosa domina toda la vida de la aldea; en un principio ella asume su papel de ser desvalido e inútil frente a los demás pero su interior es un volcán en ebullición porque una persona inteligente sabe cómo son los demás y cómo es ella aunque a veces dude de su conducta.

A lo largo de las páginas hay de todo: convivencia entre iguales, familias rotas, asesinato, guerra, matrimonios, estudios, desapariciones, ilusiones, deseos insanos, falsedad…y amor, mucho amor; la escritora hace avanzar la historia a retazos comenzando con una aglomeración de datos que el lector ha de ir codificando ordenadamente para seguir el hilo narrativo, pasado este suave escoyo todo cobra sentido y el ritmo sigue con mucha intensidad hasta el final, cuando parece que todas las puertas se le han cerrado a la protagonista surge un nuevo giro que esclarece todo y coloca a cada uno en su lugar.

Este libro catalogado como crossover es buen un ejemplar que atrapará a los lectores adultos y a los jóvenes al mismo tiempo, porque la temática atrae a toda persona dotada de raciocinio y su calidad literaria está garantizada.

Toda la verdad que hay en mí es una larga carta de amor desde la soledad de quien se siente al margen de la sociedad y vive rodeada de grandes misterios.


jueves, 25 de junio de 2015

La mejor sopa del mundo de Susanna Isern

La mejor sopa del mundo

Susanna Isern

Mar Ferrero


Colección O
36 páginas, cartoné
25x23 cm, (+ 3 años), 2015.


 Por José R. Cortés Criado.

La mejor sopa del mundo es la que se hace con amor y con las personas queridas, ese es el mensaje de este cuento entrañable.

Todo sucede en el bosque un día de gran nevada cuando la tortuga se dispuso a preparar una sopa calentita. Por allí pasó el conejo con mucho frío y pidió cobijo a la tortuga que no dudó en abrirle la puerta, cuando le dijo que preparaba una sopa, el visitante le ofreció unas zanahorias que fueron troceadas y añadidas  a la olla; después llegó el ciervo quejándose del terrible frío y añadió frutos rojos a la sopa; después el zorro aportó cebollas; el oso, miel; el lobo, pimientos; el erizo puerros; el ratón champiñones…

Cuando cesaron de llegar visitantes dejaron hervir el agua con todos los ingredientes aportados por ellos hasta que la tortuga sirvió los platos.

Se relamieron de gusto, nunca habían probado una sopa tan suculenta, todos quisieron la receta y la anfitriona les dijo que los mejores ingredientes eran ellos porque ella solo se limitó a poner una olla con agua al fuego, pero para que todos se fuesen contentos la autora dejó escrito al final del relato los sabrosos ingredientes y el modo de preparación de la mejor sopa del mundo.

Susanna Isern ha escrito una tierna historia de amistad y colaboración, pues sin la presencia de los amigos y su colaboración no habría sido posible elaborar tan buena sopa ni haber echado una magnífica tarde un día de frío invierno en medio del bosque, como la que disfrutaron estos amigos.

Mar Ferrero ha creado unas imágenes bellas, coloreadas a lápiz y repletas de ropas de abrigo y zapatos de invierno; la ilustradora ha dicho que sus dibujos tienen mucho pelo y mucha lana, por los animales y por sus ropajes.

Llama la atención los dibujos del bosque y la cálida casita/invernadero de la tortuga que atrae a los habitantes del bosque; pero más aún el ambiente agradable de la vivienda donde todos colaboran en las tareas domésticas y el lector se siente invitado a participar en ellas.

Un buen cuento con buenas ilustraciones que gustará a los lectores.

Si quieres leer la crítica de otro libro de Susanna Isern, ¿Dónde estás caracol?, pincha aquí. 


martes, 23 de junio de 2015

La linternita mágica de Sandra Siemens

La linternita mágica

Texto: Sandra Siemens

Ilustraciones: Adolfo Serra


Colección Ala delta infantil 

130x200 mm, 

160 páginas

2015 (+8 años)





Por José R. Cortés Criado.   


Sandra Siemens  escribe una historia muy argentina y muy universal. En el  texto aparecen expresiones muy propias del país austral junto a una narración que refuerza los lazos familiares y nos hace ver que el ser humano es ante todo persona por encima de países, orígenes o creencias. 

La historia narra el encuentro de dos niñas muy distintas, en apariencia difícilmente se mezclarían o podrían convivir, pero las circunstancias consiguieron que fuesen amigas.

Paula es argentina, le gusta jugar al fútbol, usar el ordenador y estar con sus amigas; Esmeralda es una niña gitana que llegó hace poco a la zona, vive en un campamento al aire libre, no tiene amigas y nunca fue al colegio.

Como la profesora decidió organizar un concurso literario sobre los orígenes familiares y a ambas les tocó formar grupo, no les quedó más remedio que trabajar juntas.

Ambas deciden entrevistar a sus abuelas para el trabajo, así Paula supo del origen español de su familia y de las añoranzas de su abuela; Esmeralda también se sorprendió de las historias que les contó su abuela; ambas chiquillas quedaron maravilladas de las vivencias de sus ancestros, también el jurado del premio, pues se le otorgó al trabajo de ellas.

Al margen de los recuerdos que no son más que la historia de dos familias y de lo pintoresco que resulta la forma de vida de los gitanos frente a los demás, lo que se destaca es el valor de la persona como ente principal de cualquier relación o amistad.

Las chicas aprender de las palabras de sus abuelas y aprecian el valor de la vida a pesar de que es redonda como una naranja y nunca se sabe dónde termina la alegría y comienza la pena.

Sandra Siemens  ha escrito un libro para la vida y el entendimiento entre las personas sin tener ninguna gota de gazmoñería, tratando el tema con naturalidad y sencillez.

Un buen libro que divertirá y entretendrá a los lectores, además de familiarizarlos con expresiones de allende los mares.



domingo, 21 de junio de 2015

El pastel está tan arriba... de Susanne Straber

El pastel está tan arriba...

Susanne Straber


Colección Mis Primeros Libros de Cartón

165 x 28 cm, 24 páginas

2015 (+ 2 años)







Por José R. Cortés Criado.

Un apetitoso pastel en una alta ventana es una tentación para cualquier goloso, más para un oso que observa desde lejos tan dulce premio coronado por una guinda roja.

Como no puede alcanzarlo decide ayudarle el cerdo, que ni corto ni perezoso se le sube encima, pero tampoco llega; a estos se les une el perro, y tampoco pueden cogerlo.

A esta torre animal se le une el conejo, la gallina y la rana y cuando parece que el pastel está al alcance de esta apareció un niño que lo retiró del alféizar y cerró de golpe la ventana.

La torre se derrumba, todos están desilusionados, tanto esfuerzo para nada, y es que estos golosos ladronzuelos pensaron que comerse el pastel era tarea fácil, pero he aquí que el niño asoma por la puerta de la vivienda y...

Es una bonita historia de ayuda mutua para conseguir algo aunque sea un poco ilícito con un final inesperado que hará soltar alguna exclamación de sorpresa a los pequeños lectores.

Es un buen álbum con moraleja implícita donde priman los colores blanco, rojo y celeste de la vivienda, del tejado y del cielo, junto al de los animales que están representados con bastante aspecto realista perfilados por finos contornos negros.

Buen álbum ilustrado que atrapará a los pequeños ávidos de imágenes cercanas, que, además, deberán prestar atención a los animales involucrados y a otro que permanece vigilante desde el principio al devenir de la historia y terminó llevándose la guinda del pastel.

Llama la atención el tamaño del libro que es más alto que largo, adoptando la forma de la vivienda donde se halla el pastel.



viernes, 19 de junio de 2015

El señor Troglodita inventa el fútbol de Jordi Sierra i Fabra

El señor Troglodita inventa el fútbol

Texto: Jordi Sierra i Fabra

Ilustraciones: Xavier Bartumeus

Libros bilingües
29x21 cm, 32 páginas
(2015 )+ 3 años)

.

Por José R. Cortés Criado


El señor Troglodita vive en Rocadura y como anda aburrido, un día que salió de paseo con su amiga la lagartija descubrió que además de plantas y animales en el suelo había una cosa redonda. Decidido a pasarlo bien empezó a lanzarla con el pie intentando meterla entre dos piedras.

Como le gustó llamó a sus amigos, que no entendieron muy bien aquel juego, pero decidieron participar, así que todos comenzaron a correr y a chocar unos con otros, terminaron magullados y sin ganas de repetir la experiencia.

El señor Troglodita soñaba con estadios llenos de gente corriendo tras la pelota y no entendía cómo sus amigos no disfrutaban con aquello y, sin embargo, preferían jugar a cosas muy divertidas como ver quién aguanta más en las partidas de chichones.

El texto que es bilingüe, aparece en castellano e inglés, lo ha escrito Jordi Sierra i Fabra. Cada página presenta un texto breve en los dos idiomas, sobre una superficie de color enmarcada por unos troncos entrelazados con cuerdas a modo de pizarra. Las ilustraciones son de Xavier Bartomeus.

Bartomeus ha creado un personaje muy gráfico del que destaca la cabeza y sus extremidades que se mueve por espacios llenos de color y vida. Si original es el protagonista, mucho más llamativos son sus amigos, con unas pintas muy graciosas.

El protagonista siempre va acompañado de una lagartija que imita sus movimientos y revive el mismo trato que él, resultando también lesionada tras el enfrentamiento entre hombres prehistóricos en estos inicios del fútbol

La editorial Edebé ha apostado por estos libros bilingües que son muy atractivos para los pequeños lectores.

JORDI SIERRA I FABRA empezó a escribir a los ocho años y a los doce decidió que su vocación era ser novelista. Es uno de los máximos representantes de la literatura infantil y juvenil de nuestro país. Actualmente dirige la Fundación Jordi Sierra i Fabra (en Barcelona) y el Taller de Letras (en Medellín) para potenciar la vocación literaria entre los jóvenes escritores.

XAVIER BARTUMEUS estudió pintura y fotografía en la Escuela Massana de Barcelona, donde actualmente imparte clases, y también en Nueva York. Ha participado en muchas exposiciones tanto nacionales como internacionales, y ha obtenido entre otros el premio Sala Bear en Mallorca.



jueves, 18 de junio de 2015

Si yo fuese un libro de José Jorge Letria



Si yo fuese un libro

Texto: José Jorge Letria

Ilustración: André Letria


Colección Álbumes Ilustrados

20x25 cm, 64 págs.
2014



Por José R. Cortés Criado.

Es un libro precioso, cada doble página nos presenta una frase a modo de aforismo en la que el autor nos manifiesta cómo sería si fuese un libro; todas las máximas son ingeniosas y ayudan a la reflexión del lector.

Este libro pide vivir en una casa, compartir secretos, formar parte del rincón mágico de los niños, no quiere ser un adorno, sería viajero,  querrá ser considerado amigo, nunca desvelaría el final del relato antes de tiempo, conocería a sus lectores, guardaría los secretos que le confiasen, nunca tendría prisa por llegar a la palabra fin, ni quisiera ser moda pasajera..., de esta guisa se manifiesta el libro a lo largo de sus sesenta y cuatro páginas.

El autor nos lleva a la magia de la lectura página tras página deseando ser libre, leído, viajero, tener cualquier aspecto, formar una biblioteca pero sobre todo “Si yo fuese un libro me gustaría oírle decir a alguien: este libro cambió mi vida”.

Si bueno es el texto, inmejorable son las ilustraciones, desde un libro cerrado a una puerta a otra dimensión, pasando por un león, una maleta, una tienda de campaña, un pulpo, un caracol, una serpiente, un avión, una cometa, una flor, un barco, una farola, un castillo o una isla entre otras muchas cosas más.

Los dibujos son sencillos, en todas las láminas aparece un libro con sus pastas negras que adapta su forma a los deseos del texto sobre un fondo liso blanco o beige, además se adorna con un enchufe, una cremallera, un cuerpo de caracol o león o forma una ciudad moderna con otros volúmenes.

Es un canto a la lectura desde la perspectiva del libro que nos manda mensajes positivos sobre el hecho de leer tanto con el texto como con la imagen. Sería un buen regalo para los pequeños lectores.






martes, 16 de junio de 2015

El tesoro de Barracuda de Llanos Campos


El tesoro de Barracuda

Texto: Llanos Campos


Ilustraciones: Júlia Sardà


SM. Barco de Vapor.

152 páginas, cartoné.






Por José R. Cortés Criado.


Es muy buen libro, entretenido, ingenioso, audaz, de agradable lectura, que atrapa al lector desde la primera página.

Llanos Campos se hizo con el Premio Barco de Vapor 2014 con este título y no desilusionará a los lectores.

Su narrador, Chispas, es un niño que no conoció a sus padres y que es el grumete de un barco pirata, el del capitán Barracuda, y él será quien nos presente al resto de la personajes y nos detalle cuál fue el tesoro que da título al libro.

La autora, con gran capacidad de fabulación escribe desde la óptica infantil y hace guiños a otras historias de piratas para justificar tamaña empresa en manos de personas zafias, brutas e ignorantes, hasta que todo cambia cuando los piratas aprender a leer y se maravillan de ver cuantas palabras hay escritas en cualquier lugar que antes pasaban desapercibidas para ellos por su desconocimiento.

El inicio de la alfabetización entre los piratas está cuando descubren en una isla misteriosa el tesoro enterrado por el temido pirata Phineas Krane, que se limita a un libro. El capitán Barracuda se siente tan fracasado después de tal descubrimiento se deshace de su barco y de su tripulación, pero uno de ellos sabe leer y decide conocer que dejó escrito aquel pirata.

Pero otro tripulante lo descubre leyendo y también quiere aprender; así va corriéndose la voz y cada vez son más los malvados piratas que dejan de ser ágrafos. Hasta Barracuda quiso aprender.

Cuando disfrutan del placer de la lectura y releen el libro encontrado todos cambian, pero sobre todo van descubriendo pistas en el libro que los conducirán hasta el verdadero tesoro de monedas y piedras preciosas que Krane ocultó a los ojos de los demás.

Al final descubren las riquezas, pero la mayor la llevan en su mente, saben leer y aunque Chispas finaliza esta historia, seguro que tendrá otras muchas que contarnos a los lectores. El final del libro deja abierta esa posibilidad.

Se trata de una novela de aventuras que engatusará a los jóvenes lectores, los cuales, además, disfrutarán de las buenas ilustraciones a todo color que complementan el texto.

El volumen se presenta en una edición especial, como suele ocurrir con los libros premiados por la editorial SM, que le da aún más valor a la obra.

Este libro acaba de obtener el primer premio de la CCEI 2015 en la modalidad de Literatura Infantil y Juvenil.

lunes, 15 de junio de 2015

El sonido de los colores de Barb Rosenstock



El sonido de los colores

Texto: Barb Rosenstock

Ilustraciones: Mary Grandpré


Colección Arte y Creatividad

223x285 mm, 40 páginas
2015 (+7 años)

José R. Cortes Criado.


Vasya Kandinsky recibió una educación como le correspondía a un niño ruso de su clase social, clases de matemáticas, ciencias, historia y… piano. Todo iba según las normas establecidas hasta que su tía le regaló una caja de pinturas, porque consideraba que debía apreciar el arte.

Cuando abría la caja y mezclaba colores el pequeño Vasya oía un susurro tras cada combinación, era música y con los pinceles interpretó una sinfonía de colores que su familia no supo comprender.

Después de esto, la familia decidió enviarlo a una academia para aprender a pintar cosas como los demás: casas, flores, bodegones…, a él no le gustaba, para él los colores eran música y esos sonidos de color le seguían por las calles de Moscú. Nadie como él para oír los colores y ver bailar la música.
Un buen día decidió abandonar Moscú y trasladarse a Múnich, abandonando su trabajo como profesor de Derecho y dedicándose a la pintura, otra vez casa, flores…, hasta que decidió mostrar sus sinfonías de colores y la vida cambió, creó algo nuevo, el arte abstracto.

Al final del libro se presenta una pequeña biografía de Vasily Kandinsky, junto a la reproducción de algunos de sus cuadros. También se informa de que sus cuadros pueden ser vistos en muchos museos del mundo como el Guggenheim y el Museo de Arte Moderno de Nueva York, el Centro Georges Pompidou de París o el Museo Thyssen-Bornemisza de Madrid.

Si Barb Rosenstock escribe un texto agradable y reproduce los diálogos que supuestamente mantuvo Vasily con su familia y amigos, Mary Grandpré realiza unas bellas ilustraciones donde se mezclan colores con otros materiales a modo de collage y sabe representar el estado de ánimo del personaje mediante las distintas gamas de colores, unas frías para reflejar objetos y personajes realistas dotando de seriedad la imagen, otras mezcla de colores fríos y cálidos cuando el pequeño Vasya descubre la maravilla del color, y muy coloristas, como una explosión musical de llamativos colores en otras, cuando desarrolla su poder creativo.

Es un cuento muy bello con el que la Editorial Juventud apuesta de nuevo para difundir el arte entre los pequeños lectores.



sábado, 13 de junio de 2015

Caperucita en Manhattan de Carmen Martín Gaite

Caperucita en Manhattan

Carmen Martín Gaite


Colección Las Tres Edades

Cartoné, 145x215 mm

188 páginas 

2015 






Por José R. Cortés Criado.


Volver a leer hoy, veinticinco años después, este libro ha sido muy gratificante, sobre todo al comprobar como una buena obra te vuelve a enriquecer con su nueva lectura y no ha perdido un ápice de novedad.

Carmen Martin Gaite escribió este libro para los jóvenes intentando ofrecerles una moraleja, enfrentarse a la vida y dejar atrás la adolescencia es cosa individual que todos y cada uno de nosotros debemos hacer, venciendo nuestros miedos y los ajenos, y sobreponiéndonos a contrariedades que pueden hacernos perder el tren de la vida; hay que experimentar para saber y sin  experiencia no somos nada.

Para la trama la autora se inspira en un clásico de todos los tiempos y nos presenta una jovencita de diez años, Sara Allen, que viste de rojo y ha de llevarle una tarta de fresas rojas a su abuela pero en vez de caminar por un peligroso bosque lo hace por una peligrosa ciudad, Manhattan; lleva a cabo su hazaña sin permiso alguno pero con unas ganas de vivir que le hacen superar temores cuando se tropieza con miss Lunatic, dama atemporal que de día vive en la estatua de la Libertad y de noche hace el bien ayudando a todo el que la necesita y le ofrece un elixir que espanta el miedo, un hada madrina de ciudad única;  o a un señor lobo multimillonario, dueño de una importante fábrica de tartas que vive cerca de Central Park  llamado mister Wolf; también aparece su abuelita, que no es una viejecita mojigata ni asustadiza, como le ocurre a su madre, siempre temerosa de todo y de todos; la abuela ha sido cantante de music-hall.

Al final del relato, Sara decide abrir la puerta que le lleva a su vida como mujer que deja atrás su mundo infantil.

Además de recurrir al clásico cuento infantil y presentar personajes típicos como un hada, hace referencias a otros libros clásicos como son Alicia en el país de las maravillas y  La isla del tesoro.

Este volumen tiene trece ilustraciones que la propia escritora ideó para él.

La editorial Siruela ha vuelto a apostar por la reedición de un clásico contemporáneo  veinticinco años después de su primera edición cuidando la presentación y ofreciendo al joven lector del siglo XXI una buena novela que no les defraudará y le ofrecerá la posibilidad de vivir sin miedo en la sociedad que le ha tocado vivir.


martes, 9 de junio de 2015

El libro perdido de Edward Berry

El libro perdido



Terxto: Edward Berry

Ilustraciones: Stefano Turconi 

Colección: 
El cuento más maravilloso jamás escrito


Cartoné, 14 x 20 cm, 256 páginas.

2015 (+10 años)




Por José R. Cortés Criado.


Este libro nos presenta a un grupo de personajes curiosos, dos hermanos, Alba y Diego, que disfrutan con los libros; la tía de ambos, Bea, que guarda grandes secretos en la trastienda de su librería; Nero, un genio de la tinta que vive dentro de los libros; Leo Gutenberg, el crítico literario más famoso del mundo; Mr. Zargo, Presiente de Zargo Multitech Corporation, amante de la tecnología y enemigo de los libros; y Gustav Wart que trabaja para Mr. Zargo.

Todos tienen su papel en la historia; el crítico literario avanzó la aparición de un libro que era el mejor libro jamás escrito, pero antes de ser puesto a la venta las personas olvidaron su nombre y las páginas del libro iban perdiendo letras tras letras.

Al mismo tiempo, los chicos que acuden a clase con su profesor de Literatura, gran a amante de los libros, especialmente de Peter Pan, descubren sorprendidos que en libro de lectura aparece escrito que el capitán Garfio llevaba en su cinturón una pistola láser; nadie se lo explica pero así está escrito, no se trataba de una broma.

Ambos hechos y otros más son el resultado de las maquiavélicas acciones de Mr Zago y su ayudante Wart, han conseguido mezclar elementos de diferentes libros creando gran confusión entre los lectores y pavor en los amantes de los libros porque así desaparecerán las obras maestras de la literatura.

Menos mal que tía Bea tiene algo de maga e introduce a sus dos sobrinos en el libro original de Peter Pan. Aquí comienza la gran aventura jamás escrita. Alba y Diego se convierten en dos niños perdidos de Nunca Jamás y viven grandes aventuras junto a su héroe preferido, Peter, Wendy, Campanilla, niños y piratas que formaban parte de su imaginario.

Después de vivir grandes hazañas y disfrutar peleando contra los piratas o jugando con los demás niños, recuerdan que su misión es hacer desaparecer la pistola láser del libro para devolverle su idea original; gracias a Peter  consiguieron lo primero y  a Nero, el genio de la tinta y sus prodigios, pudieron volver a la realidad no sin gran esfuerzo.

Se trata de una bella historia que recrea las vivencias y peripecias de Peter Pan y sus amigos en Nunca Jamás que son revividas por dos niños de nuestra época que mágicamente lograron formar parte del volumen escritor por  el escritor escocés James Matthew Barrie.

Los pequeños lectores amantes de la fantasía disfrutarán de la lectura por los hechos que en él se narran y porque los ayudarán a conocer el libro de Peter Pan, gracias a las referencias que se hacen continuamente a ese libro; los conocedores de la obra de Barrie disfrutarán más si caben porque irán rememorando los pasajes de este libro conforme Diego y Alba viven su maravillosa aventura. 

domingo, 7 de junio de 2015

Mi abuelo y yo de Núria Parera



Mi abuelo y yo

Texto: Núria Parera

Ilustraciones: Almudena Suárez

Colección: Álbumes Ilustrados 
(Crecer en valores: Para hablar en familia)
Cartoné 255x210 mm, 
44 páginas. 2015 (+5 años)


Por José R. Cortés Criado.

Se trata de una historia entrañable, narrada por la pequeña protagonista que disfruta de los besos que le esconde su abuelo Simón por todas partes; ella se divierte buscándolos, ya sea debajo de la servilleta, en los bolsillos de la bata…

El abuelo Simón olvida muchas cosas, pero nunca darle un  beso de buenas noches o esconderle otros para que ella los localice y dejarle un plano para conseguirlo. Núria Perera despliega mucha ternura en estas páginas.

Cierto día el abuelo olvidó entre otras cosas tragar y, más tarde, respirar; se acabaron los besos escondidos hasta que su madre le devolvió la caja coloreada por ella que había regalado al abuelo, ahí estaba el mapa para localizar los nuevos besos, ahora disfruta de ellos todas las noches.

Muy buena historia, llena de amor, para explicar la desaparición de los seres queridos mayores; poco a poco el lector va reconociendo al abuelo y su enfermedad que lo aleja de su nieta, aunque el amor que siente por ella le hace no olvidarse de esconderle besos.

Las ilustraciones de Almudena Suárez nos presentan un escenario lleno de formas y colores donde abundan los besos en forma de corazón, la cara de felicidad de la joven protagonista y los escenarios cotidianos de una vivienda.

Paralelamente a los dibujos de los elementos del texto aparecen una serie de elementos como vagones de trenes, peluches, conchas, faros, libros, lápices…y hasta su inseparable gato negro, que dan vida a otra historia cotidiana.




viernes, 5 de junio de 2015

El señor Troglodita busca novia de Jordi Sierra i Fabra

Mister Troglodyte feels alone.

Texto: Jordi Sierra i Fabra

Ilustraciones: Xavier Bartumeus

Libros bilingües. 
29x21 cm, 32 páginas
2015 (+ 3 años)


Por José R. Cortés Criado

La editorial Edebé ha publicado cuatro álbumes ilustrados con el señor troglodita como protagonista. El texto que es bilingüe, aparece en castellano e inglés, lo ha escrito Jordi Sierra i Fabra. Las ilustraciones son de Xavier Bartomeus.

Cada página presenta un texto breve en los dos idiomas sobre una superficie de color enmarcada por unos troncos entrelazados con cuerdas.

Hoy el Sr. Troglodita se ha despertado y comprobado que tiene una cueva muy bonita pero no tiene con quién compartirla y decide buscarse una novia.

Se acicala lo mejor que sabe, escoge el hueso más hermosos para adornarse la cabeza y sale a buscar novia. Queda sorprendido de la cantidad de chicas guapas que ve y ni corto ni perezoso se dirige a una de ellas, le da  con su maza en la cabeza, la coge por los pelos y la arrastra hacia su cueva.

Creyó que todo iba a ser así de fácil, pero no, las demás chicas pasaron al ataque, recuperaron a su amiga y dejaron magullado al Mr. Troglodyte, y es que debe aprender a ser galante con las damas y respirarlas, porque buscar novia es algo serio y debe ser consentido por ambas partes.

Las ilustraciones nos muestran un señor troglodita todo cabeza, de la que salen piernas y brazos en una hermosa cueva y en un paisaje muy colorista donde prima el azul cielo, palmeras y cactus. El color acompaña también a las chicas que muestran una imagen muy cuidada. 

Xavier Bartumeus dota de expresividad cada página ilustrada, añadiendo a los personajes principales pequeños detalles como plantas, flores o la inseparable lagartija del troglodita que también termina con una pata en cabestrillo después de la embestida de las féminas.

Texto e imagen forman un todo en este libro para los pequeños lectores.


JORDI SIERRA I FABRA empezó a escribir a los ocho años y a los doce decidió que su vocación era ser novelista. Es uno de los máximos representantes de la literatura infantil y juvenil de nuestro país. Actualmente dirige la Fundación Jordi Sierra i Fabra (en Barcelona) y el Taller de Letras (en Medellín) para potenciar la vocación literaria entre los jóvenes escritores.

XAVIER BARTUMEUS estudió pintura y fotografía en la Escuela Massana de Barcelona, donde actualmente imparte clases, y también en Nueva York. Ha participado en muchas exposiciones tanto nacionales como internacionales, y ha obtenido entre otros el premio Sala Bear en Mallorca.

jueves, 4 de junio de 2015

Para siempre de Ramón García Domínguez



Para siempre

(Cuaderno secreto de la niña Teresa de Jesús)

Texto: Ramón García Domínguez

Ilustraciones: Albert Asensio


Colección Leer y Pensar

140 x 215 mm, 144 páginas.
2015. Libro juvenil



Por José R. Cortés Criado.


Ramón García Domínguez en un prologuillo informa a los lectores que el libro que va a leer es fruto de un hallazgo sensacional, ya que se trata de un libro-diario escrito por la niña Teresa de Cepeda y Ahumada entre los diez y los catorce años y, ahora, que se cumplen quinientos años del nacimiento de Santa Teresa de Jesús se publica tal cual lo escribió aquella niña de antaño.

Posteriormente Santa teresa escribió muchos otros libros pero este estaba perdido; en él se recogen los pensamientos, deseos, angustias, temores y reflexiones de la joven Teresa que anhela para el texto que sea para siempre siempre siempre, como le gusta repetir con su hermano Diego.

A lo largo de las páginas contará hechos cotidianos, hablará de su madre, de sus hermanos, primos, amigas, de su afán por escribir una novela de caballería, de la muerte, de la vida, de los mártires, de los deseos de ser una mujer indomable, dejando constancia de muchas de las ideas que posteriormente reflejaría en su obra escita.

Ramón García Domínguez ha sabido aunar hechos verídicos con otros imaginarios inspirados en el carácter y la forma de pensar de la santa ofreciéndolo a los lectores con un lenguaje sencillo y directo adecuado a la edad de la narradora.

Se descubre desde el principio la capacidad para observar y reflexionar de Santa Teresa niña, su afán por preguntar de forma directa y espontánea, su vitalidad y su curiosidad, unidos a su educación religiosa y a su devoción a la Virgen de la Caridad, a quien le pide que sea su madre una vez fallecida la suya.

Es un buen libro para acercar la figura de la mística santa a los jóvenes lectores en el quinientos aniversario de su nacimiento. La editorial Anaya se suma así a tal conmemoración.

Este volumen se presenta junto a un cuadernillo de actividades y de información complementaria sobre la santa; en él podemos encontrar preguntas que necesitan una respuesta directa de la lectura, otras sobre vocabulario, novelas de caballería, amigos, monaguillas, además, se ofrece información sobre la mística, los cristianos viejos, las habilidades culinarias de Teresa de Jesús, las reliquias…




miércoles, 3 de junio de 2015

¿Yo también estuve en tu barriga, mamá? de Dagmar Geisler

¿Yo también estuve en tu barriga, mamá?

Dagmar Geisler

Editorial Juventud

Colección Conocer y Comprender

22x27,5 cm, 36 páginas

2015 (+7 años)



Por José R. Cortés Criado.


La editorial Juventud apuesta por esta colección, Colección Conocer y Comprender, dirigida a los niños y niñas a partir de siete años, con la finalidad de dotarlos de argumentos a cerca de su origen o para dotarlos de respuestas ante situaciones anómalas, tal es el caso del título, ¡Mi cuerpo esmío! Pincha sobre el título si quieres leer su crítica.

Dagmar Geisler parte de una situación muy habitual en cualquier familia, la visita de una compañera de trabajo de la mamá de la protagonista, la niña se queda sorprendida al ver lo gordita que estaba la amiga de mama, que le explica lo avanzado de su embarazo.

Cuando madre e hija se quedan sola, la niña le pregunta a su mamá si ella también estuvo en su barriguita y aquella le explica el proceso del embarazo, lo que pesó al nacer, las visitas al ginecólogo, las anotaciones en el carné de la embarazada…. hasta su nacimiento.

Cuando llega el padre, la niña preguntó cómo entró en la barriguita de mamá, y fue a este a quien le tocó explicarle el proceso.

Las explicaciones de ambos padres están acompañadas de imágenes de los aparatos reproductores, fecundación del óvulo, evolución del mismo y tamaño que va adquiriendo con el paso del tiempo.
Además de los dibujos propios de la anatomía humana, cada doble página contiene unas ilustraciones coloristas donde se muestran pequeños detalles de las situaciones cotidianas familiares, todas las escenas rebosan ternura entre los protagonistas.

Un buen libro donde se exponen con claridad el proceso de fecundación y posterior embarazo del ser humano, que servirá para dar respuestas a los pequeños ávidos de saber más de su entorno familiar y de sus orígenes.

martes, 2 de junio de 2015

12 poemas de Federico García Lorca



12 poemas de Federico García Lorca

Ilustrados por Gabriel Pacheco


36 pág. 18,5x27 cm.

2014







Por José R. Cortés Criado.


Manuela Rodríguez y Antonio Rubio han seleccionado doce poemas muy conocidos del poeta granadino para este volumen; son los siguientes: Canción tonta, El lagarto está llorando, Cancioncilla sevillana, Mariposa, La Tarara, Vals en las ramas, Los reyes de la baraja, Escuela, El niño mudo, Caracola, Paisaje y Despedida.

Gabriel Pacheco ha hecho un trabajo ímprobo al intentar recrear los escenarios lorquianos de los poemas. El ilustrador se preguntó más de una vez de dónde venían las palabras del poeta, lo imaginó y no pudo hallar respuesta;  y después de repensar cómo dibujar el sueño, el deseo, el recuerdo o lo inmarcesible de la vida ideó distintos escenarios para cada poema.

La portada sobrecoge al ver a ese niño con los ojos vendados y la vela encendida en la mano junto al caballo azul, que también lleva vendada una pata y el cuerpo rodeado de finos hilos de plata; los mismos hilos que lleva en la mano el niño de la canción tonta o sostienen unas aceitunas en el niño mudo. Es una estampa llena de poesía y magia, igual que todas las demás.

Las imágenes son de gran belleza plástica, las figuras humanas aparecen muy estilizadas, terminando casi todas ellas en pequeños pies puntiagudos. Las siluetas femeninas tienen ese aire matissiano de brazos y cuellos alargados y rostro afinado.

Todas las figuras femeninas visten con suma elegancia y llevan algún adorno, ya sean flores en el pelo, surrealistas diademas, colgantes de aceitunas o anillo azul y libélula a juego.

Mágico son los dos cocodrilos llorando y oníricos los componentes de la ilustración del vals en las ramas o los reyes de la baraja.

Junto a los elementos humanos aparecen fenómenos meteorológicos, flores, árboles, frutos, pájaros, caracolas, campanitas, peces, hojas, ranas… configurando un complemento  a la figura principal de cada página.

Todo es magia, es sueño, es irreal, es hechicero, es fascinante y te transportan a lugares únicos donde prima la belleza, la tranquilidad,  la seducción

La editorial Kalandraka vuelve a apostar por una obra de plena belleza y suma calidad para deleite de los pequeños lectores.



lunes, 1 de junio de 2015

El cine en la poesía de Joaquín Lobato de José R. Cortés Criado.





Joaquín Lobato nació el dieciocho de julio de 1943. Por nacer en tan señalado día a su padre le dieron un premio en metálico.

“Yo nací un 18 de julio
            Una histórica jornada patriotera […]
            Reciente todavía olor
            a
            pólvora […]
            De estos natales ejemplos recibidos
            creció el espanto en mi sonrisa
            una inseguridad Un miedo siempre
            al acecho Una impotencia
cada día[1]” […]

Lobato refleja muy bien en su poema Cantata para el que nunca tuvo cumpleaños los años que le tocó vivir: las privaciones, el miedo, las palabras a medias, las conversaciones en susurros, las insinuaciones que un niño no debe conocer y la vida cenicienta de su pueblo.

La vida en su Vélez Málaga natal no debía ser muy distinta al resto de España, una sociedad gris, enlutada, que intenta sobrellevar su pasado y avanzar con temores hacia donde nadie sabe.

Si de pequeño se entretenía celebrando misas en su casa, montando espectáculos circenses, cruces de mayo y juegos malabares, pronto descubriría otra forma de entretenerse: el cine, y las compañías de teatro que llevan revistas musicales a su pueblo. La vida le cambia, ha encontrado un lugar donde huir, donde vivir lo que la realidad no le permite y desde entonces le viene su pasión por coleccionar prospectos y carteles de cine. Con los años deja de pensar en ser aviador, ciclista, domador o pirata, también deja de estudiar por un tiempo y decide ser actor y director de cine.

“Así
que
lo
tenía
decidido.
Cuando
mayor ser un James Stwart y no aviador”[2].

No en vano Stwart es un clásico del cine que fue nominado a los Oscar en cinco ocasiones, ganando el premio por toda su trayectoria. Seguro que vio al actor de cine, teatro y televisión estadounidense en El hombre que mató a Liberty Balance o en Qué bello es vivir.

También Joaquín Lobato añora su juventud, su chaleco de lanilla burdeos, su corbata azul marino con lunares blancos, la colonia Lucky y se lamenta:

“….Nunca
supe
            o
pude
            peinarme
el flequillo a lo Gregory Peck (¡una verdadera lástima!)
con lo tanto una barbaridad que me gustaba el
trayler
para el domingo de Resurrección”[3].

Quizás su atracción por el flequillo de Gregory Peck fuese debido a su pelo crespo o tal vez envidia por no ser la pareja de Ingrid Bergman en Recuerda, película dirigida por Alfred Hitchcock en 1945; o la de Jennifer Jones en Duelo al sol, obra de King Vidor rodada en 1947.

Además, deja clara la ilusión con la que aguarda la llegada del domingo de Resurrección, porque en aquella época los cines dejaban de funcionar mientras se celebraba la muerte de Jesucristo.

También aparecen las reminiscencias cinematográficas cuando escribe sobre una tía suya, gran devota de

“Lola Lolita la Piconera (ay, su
Juanita Reina siempre
vestida de una cosa así a lo Eugenia
de Montijo o a lo
Isabel II) empaque y señorío […]
esta tía de la que os hablo
no estaba
en aquello de los mambos de Pérez Prado
ni
nunca me contó cosas de Ginger Roger y
Fred Astaire”[4].  

La primera referencia, Lola Lolita la Piconera, se refiere a la canción que hizo famosa a Juanita Reina y a la misma actriz y cantante que protagonizó la película de igual título dirigida por Luis Lucía en 1951. Esta película está basada en la obra de José María Pemán, Cuando las Cortes de Cádiz.

Cuando el poeta hacer referencia a la forma de vestir, vuelve a citar otro título del cine español, Eugenia de Montijo, dirigida en 1944 por José López Rubio y protagonizada por Amparo Rivelles y Fernando Rey.

Y para finalizar el poema nos aclara que su tía es una señora con gustos musicales y cinematográficos muy castizos, lejos de las novedades del músico, compositor y arreglista cubano, Dámaso Pérez Prado, más conocido como el Rey del Mambo; y de la pareja de bailarines norteamericanos que protagonizaron con su danza diez películas entre 1933 y 1949.

De otras de sus tías, Joaquín Lobato anota que se quedó esperando el amor de su vida, y recurre a símiles de cine para retratarla:

[...] “Y esta otra tía mía
como
desesperada Myrna Loy
mucho tiempo esperando
a
un
apuesto Gary Grant que nunca llega
porque
en
un
atardecer
las gardenias de su amor
murieron”[5].

Myrna Loy fue una actriz estadounidense de teatro, cine y televisión, formada como bailarina; inició su carrera en películas mudas y, originalmente, estuvo encasillada en papeles Exóticos.Protagonizó junto a Cary Grant Mr. Blandings ya tiene casa, dirigida por H. C. Potter en 1948, basada en la novela de Eric Hodgins. Fue un éxito de taquilla las peripecias de este publicista hasta que consigue tener finalizada su nueva vivienda. La película fue remasterizada en 2004.

Con “las gardenias de su amor” parafrasea al cantante de origen cubano Antonio Machín nacido en 1903, muy conocido en España por sus baladas de amor, se dice que cantaban con el corazón en sus labios. Con esta canción, Dos gardenias, nos dice que si mueren ambas flores es porque muere el amor. 

También escribe poemas con referencias al cine, actores, distribuidoras, títulos… que de una forma desordenada llegan al lector a modo de torrente arrollador:

[…] “Muchas estampas
recordatorios y una carta a Montgomery Clift. […]
Resonarán
dentro de mí tus notas, Leslie
Caron.
            William
Powell
retratado por Metro Goldwyn Mayer obsequio
de Umbrín para la higiene y belleza
de los ojos.
Andrey Herpburn y mi alma tus frases de amor
Era el tiempo de los encantos
y del recortable.
A Paramount Picture y
Los prospectos que se abrían
de
la
Warner BROS.
(Burt Lancaster y Virginia Mayo)
impetuosa
y
arrolladora. El Halcón y la Flecha
de cuando Federico Barbarroja gobernaba
las tierras conquistadas
con
implacable crueldad. Tyrone Power o
el cuchillo de la 20th Century Fox en
una
magistral producción de aventuras
e incontenible acción. La Rosa Negra con
Orson Welles y Jack Hawkins
Color por technicolor”[6].

Comienza con Montgomery Clift, un mito con leyenda autodestructiva, icono de la época, con cuatro premios Oscar, que seguramente Lobato recuerda en las escenas de amor que mantiene con su amiga Elisabeth Taylor en la película Un lugar al sol.

Le sigue la actriz y bailarina franco-estadounidense Leslie Caron, descubierta por Gene Kelly, que la escogió de pareja para protagonizar la película Un americano en París.

Y William Horatio Powell, actor norteamericano, famoso por su personaje el detective Nick Charles en la serie de películas de los años treinta y cuarenta del siglo pasado sobre “el hombre delgado” (thin man), basadas en las novelas de Dashiell Hammet.

Hace acto de presencia la empresa de medios de comunicación estadounidenses Metro Goldwyn Mayer, unida a un producto de belleza patrio, Umbrín, dirigido a la mujer y creado por los Laboratorios del Norte de España, ubicados en Masnou, para más adelante añadir otras dos grandes empresas cinematográficas norteamericanas: Paramount Picture y Warner Bros.

También cita a Andrey Herpburn, actriz británica que fue además icono de la moda en la época dorada de Hollywood y la llegaron a considerar como la tercera leyenda más grande del cine femenino en la historia del cine americano.

Después aparece la pareja norteamericana formada por Burt Lancaster y Virginia Mayo, que protagonizaron la película El halcón y la flecha, en ella Lancaster da muestras de su estado físico y su destreza acrobática junto a una de las bellezas de los años cuarenta y cincuenta del siglo pasado.

Le sigue Tyrone Power, icono masculino norteamericano, que vino a rodar en España en 1958 Salomon y Sheba bajo la dirección de King Vidor, y falleció antes de finalizar el rodaje. Fue muy conocido por sus papeles de espadachín o de gran romántico.

Finaliza la cita cinematográfica con La rosa negra, película dirigida por Henry Hathaway en 1950 y protagonizada por Tyrone Power, Orson Welles y Jack Hawkins, basada en la novela homónima de Thomas B. Costain. Narra la historia de un noble sajón que ha abandonado su país y busca fortuna en el Lejano Oriente; y, además, en color por technicolor, nos aclara Lobato.

Technicolor es un proceso cinematográfico inventado en 1916 que revolucionó el color en el cine y fue el más utilizado en Hollywood entre 1922 y 1952.

Tampoco puede olvidar las sesiones de cine de verano, tan propias de nuestra tierra, ni a una de las divas de entonces, ni a la distribuidora cinematográfica.

“NO AUTORIZADA PARA
MENORES (local de verano) una noche a las
9 y cuarto de agosto Silvana Mangano
en
Arroz Amargo desesperadamente dulce y […]
local de verano entre las hormigas
un gato y la dama de noche Rey Soria Films
presenta”[7].

            Cita a Silvana Mangano impetuosa actriz italiana que se formó como bailarina y trabajó como modelo antes de ser "Miss Roma" en 1946. Protagonizó Arroz amargo, película italiana de 1949 realizada por Lux Film, escrita y dirigida por Giuseppe De Santis, producida por Dino De Laurentiis; le acompañaron en el reparto Raf Vallone , Doris Dowling y Vittorio Gassman.

Arroz amargo fue un éxito comercial del cine neorrealista italiano en Europa y América. El título original se basa en un juego de palabras, ya que la palabra italiana riso significa tanto "arroz" como "risa", Riso amaro significa por tanto "risa amarga" y "arroz amargo".

En este poema Lobato recuerda una película y su actriz protagonista, pero además enmarca la escena para que el lector pueda apreciar lo que siente en ese momento cuando escribe: local de verano, hormigas, gato, dama de noche y Rey Soria Films presenta.  Situándonos en el lugar de los hechos justo cuando va a comenzar la proyección.

Rey Soria Films es una empresa creada en Madrid por Gabriel Soria Rosales, periodista, productor, editor y escritor de cine de origen mejicano.

Pero el cine que más veía y el que más le atraía era el norteamericano, como se aprecia en estos versos dirigidos a Jennifer Jones.

“El adorno de tu nombre
insistentemente, Perla-Jennifer
Jones. Cautividad universo […]
sobre los hombros, carnadamente, Jennifer,
bajo el sol”[8].

La actriz de Oklahoma, Jennifer Jones, con cinco premios Oscar en su haber, uno de ellos a la mejor actriz por su papel en Duelo al sol, también formó parte de los sueños del poeta.

Además es capaz de reunir en unas pocas palabras a Arthur Rimbaud, Al Capone y James Dean, en un tuto revoluto donde lo que prima es un reproche al primero de ellos por no acudir a sus citas poéticas semanales y no felicitarlo en Navidad

“(Y todo
porque
            James Dean
me
prestó una sola vez
su
bicicleta de carrera
un domingo
por
la
tarde
de febrero)”[9]

Cita al icono del cine norteamericano que falleció a los veinticuatro años y pasó a la historia tras haber participado en tres películas: Rebelde sin causa, Al este del edén y Gigante, importantes clásicos del cine occidental. 

A veces me pregunto qué sentiría Joaquín Lobato al ver la pareja formada por Gary Cooper e Ingrid Bergman en la película ¿Por quién doblan las campanas? , cuando escribe que el galán está

“[...] ofreciendo sus enormes pestañas
a la Ingrid Bergman
conmovido
por la tantísima dulzura de su llanto”[10].

Otras de sus actrices preferidas es Vivien Leigh, aunque a quien de verdad adora es a su personaje, la fuerza de esa mujer ambiciosa y astuta que llama a las cosas por su nombre.

“[...] eternamente nueva Escarlata O´hara
sube la escalera en brazos de Rhett Butler
y despliega los volantes de su escote
fascinándose sus rosados senos al desmayo
retenido”[11].

Y como no puede ser menos, también nos recuerda el NO-DO, los programas dobles, esas sesiones de cine que te permitían ver dos películas por el precio de una, los caramelos de anís y los aplausos enfebrecidos cuando los salvadores llegan oportunamente, personalizado en uno de los cowboy del cine americano de la época, Bob Steele.

“A todo galope Bob Steele
después
del NO-DO en
el programa doble del lunes”[12].

NO-DO, es el término coloquial para referir los Noticiarios y Documentales, programas informativos de obligada proyección en las salas de cine españolas desde 1943 hasta 1981; estos informativos servían de propaganda al régimen franquista, que monopolizaba su producción.
Y si de aventuras se trata, Lobato no duda en invocar a Ricardo Corazón de León o a Juan Centella, pero sobre todo le atrae un personaje fascinante

“¡¡Ah!! Queridísimo Popeye
qué osadía echar contigo un
pulso”[13].

Popeye el Marino ha sido un personaje muy familiar en la sociedad occidental desde su aparición en 1929; él y su pócima para ser fuerte, las espinacas. Fue creado por Elzie Crisler Segar, apareció en cómic y posteriormente como dibujo animado. Popeye hubo de esperar hasta 1980 para llegar al cine, en una película dirigida por Robert Altman y protagonizada por Robin Williams. Seguro que Lobato se refiere a los dibujos animados que se proyectaban en las salas de cine o a las tiras cómicas en los Tebeos.

También recurre al cine infantil para vaticinarle al poeta Miguel Hernández que los futuros adultos disfrutarán con sus palabras, aunque ahora lo hagan con los dibujos de Walt Disney

“Miguel Hernández, Miguel
Los niños se hartan de reír
con las películas de Walt Disney.
Pero cuando sean mayores
leerán tus versos
y buscarán tu corazón
para repellarlo por todas las paredes del mundo”[14].

De sus recuerdos infantiles, misas, tías, cruces de mayo, vecinas, vírgenes..., inmortaliza a la vecina que peinaba a domicilio y contaba la mar de bien las novelas que leía o

[...] “cómo su sobrino
lloraba con el corazón encogido cuando
vio en el cine La Señora de Fátima
porque
le hubiera gustado ser uno
de los pastorcillos
en vez de un cobrador de facturas
también a domicilio”[15].

La Señora de Fátima es una película española de 1951, dirigida por Rafael Gil, con guion de Vicente Escrivá, música de Ernesto Halffter, cuyo reparto encabezaban Inés Orsini y Fernando Rey, ejemplo de drama religioso al estilo del cine español del franquismo.

La pasión que siente Lobato por el cine y la música le hace escribir en su libro, Dedicadas formas y contemplaciones, poemario dedicado a los grandes pintores universales y a sus coetáneos veleños, los siguientes versos dedicados a su paisano Eugenio Chicano:

“Tal vez Rhapsody in Blue
mientras arrecia el aguacero [...]
y John Gilbert acaba de llegar [...]
La Vies en rose, inolvidablemente.
Gainza
Podría cantar esta noche El teniente seductor
O La Verbena de la Paloma, pero”[16][...]

            Comienzan con aires musicales, recordando la composición musical Rhapsody in Blue, pieza para piano y banda de jazz compuesta por George Gershwin en 1924, donde mezcla elementos de la música clásica con otros efectos propios del jazz; y continua con la presencia de John Gilbert, actor, guionista y director de cine mudo, muy popular, conocido con el sobrenombre de El Gran Amante.

            Y a continuación mezcla música y cine, La  vie en rose, canción cantada por Edith Piaf, autora de la letra a la que puso melodía Louis Gugliemi (Louiguy) y título de la película biográfica de Piaf protagonizada por la actriz oscarizada Marion Cotillard.

            A esta nota cinematográfica le sigue el inolvidable Gainza, futbolista de Besauri, conocido como Piru, lateral izquierdo del Atlético de Bilbao, que podría cantar El teniente seductor o La verbena de la Paloma.

            El teniente seductor, es el título de una película estadounidense dirigida por Ernest Lubitsch, protagonizada por Maurice Chevalier y Cluadette Colbert y distribuida por Paramont Pictures. Se trata de una comedia romántica, musical en la que un militar se enamora de una violinista.

            También cita La verbena de la Paloma, seguramente Lobato se refería a la tercera adaptación de 1963 de esta zarzuela, aunque más bien se cataloga de sainete lírico, dirigida por José Luis Sáenz Heredia y protagonizada por Concha Velasco y Vicente Parra. La obra hace referencia a las fiestas madrileñas del 15 de agosto cuando sale en procesión la Virgen de la Paloma.

            En su poemario Infártico, Joaquín Lobato publica su primera autobiografía, en ella, además de los castigos en el colegio, la leche en polvo, las misas, el fútbol..., escribe:

            [...] “Lo que el viento
se llevó prohibidísima cuatro
erre
gravemente peligrosa”[17].

Resaltando el papel de los censores; que tanto interés ponían en cortar besos, abrazos y diálogos para evitar el pecado entre los españoles; y en el mismo poema cita el título de otra superproducción, Ben-Hur, y el de su protagonista, Charlton Heston, película épica de 1959 dirigida por  William Wyler.

En el mismo poemario hace referencia a libros españoles para jóvenes de su época que fueron llevados al cine, cita a Juan sin Miedo, Marcelino Pan y Vino, El Cid..., mezclados con la Historia de España, y lápices, gafas, palilleros... y las carcajadas de Stan Laurel y Oliver Hardy.

Juan sin Miedo es el título de una película de cine Skob creada por el dibujante Escobar, aunque también lo es de un filme mexicano dirigido por Gilberto Gazcón en 1961 y protagonizada por Luis Aguilar y Ofelia Montesco; Marcelino pan y vino es una película española de 1955, basada en la novela del mismo título de José María Sánchez Silva, y dirigida por Ladislao Vajda; El Cid es una película épica rodada en 1961 a las órdenes de Anthony Mann, protagonizada por Charlton Heston y Sofía Loren.

Laurel, inglés, y Hardy, estadounidense fueron, probablemente, la pareja cómica más popular del cine clásico de Hollywood, entre los años 1920 y 1940, provocando la risa en todas las salas de cine donde se proyectaban sus películas.

En el año 2000 Joaquín Lobato se va a Roma, asiste al Congreso Internacional sobre María Zambrano, y no puede más que sorprenderse y buscar sus raíces culturales en medio de tanto monumento y tanta historia como lo rodean, así, evoca a Boccaccio, a Laura, Dante, Rafael, el Museo del Vaticano... y hasta el río Tíber, y, además, vuelven a él sus recuerdos infantiles del mundo del celuloide y escribe en Portafolio de Roma después de imaginar a Marco Aurelio paseando por el foro:

            [...] “Yo recuerdo cuando niño
mis películas de romanos
y a Robert Taylor a caballo muy valiente”[18].

Vuelve a actualizar el pasado del cine norteamericano que tantas tardes le hizo evadirse de su realidad más cercana, esta vez con el galán que tanto podía ser un emperador o un instructor de vuelo.

En la presentación de este libro, José Antonio Fortes Gámez, conocedor del interés por el cine de Lobato escribe con bastante tino sobre lo que el poeta buscaba en la ciudad eterna, al margen del reencuentro con pintores y poetas: “ En el fondo él quería encontrarse, como tantos viejos románticos, con la ciudad de la “Dolce vita” y tomar café con Federico Fellini y ver correr por sus calles a Marcelo Mastroniani en la clásica vespa o contemplar la Fontana de Trevi con Anika Ekberg en aquel sensual e histórico baño”[19].

            Año 2003, Joaquín Lobato está enfermo, ingresado en el hospital de la Axarquía, ahí compuso su libro El aroma del verano en el vuelo. Los versos recogen vivencias muy personales, reflexiones sobre la existencia que son un canto a la vida; en esos momentos evocó recuerdos infantiles del cine y escribió:

[...] “y así podrán dejarme más sueltas
las ataduras y los tubos que tan fuertemente me sujetan
como si fuera un andrajoso mártir más
de las películas aquellas de romanos
que echaban en el Principal Cinema local de verano”[20].

            Similares recuerdos aparecen en el poema dedicado a Gustavo Adolfo Bécquer cuando anhela verse en el rostro de un niño solitario, infinito, alegre...

            [...] “mientras
            los indios tocaban sus tambores
            y un jinete de Doge [sic] City galopaba
            por un vasto paisaje de libertad y cielo”[21].

            Dodge City es una ciudad de Kansas, Estados Unidos, famosa por su historia como plaza fronteriza con el salvaje oeste. También es el título de una película dirigida por Michael Curtiz en 1939 y protagonizada por Errol Flynn, Olivia de Havilland y Ann Sheridan.

            Y en un cuento breve que publicó en Poemas del Sur vuelve a los rosarios vespertinos, a los discos dedicados, a las radionovelas, “al traje amargo de azulmarino” y al cine: “Encarnación me cuenta los pretendientes que tuvo y las películas de Libertad Lamarque”[22].

            Libertad Lamarque fue una cantante y actriz argentina que destacó en múltiples facetas artísticas: música, radio, discos, cine, teatro y, finalmente, el mundo de la telenovela.

            Joaquín Lobato supo disfrutar la vida, su vida, la vivió con intensidad, dejó constancia de sus hechos y de sus pensamientos en sus versos, “basándose en la estética y el ritmo, sin buscar someterse a cánones [...] y a un encorsetamiento que asfixie sus sentimientos, que ahogue sus palabras”[23].

            En el tomo X de la Gran Enciclopedia de Andalucía se escribe de él: “Poeta erudito y barroquizante, que gusta de problematizar la estructura lingüística hasta la densidad cuasi ilegible, plásticamente desarrolla una plasmación sintética de los objetos desde la perspectiva ingenuista, produciendo obras de fácil visualización y complejo significado”[24].

            Mercedes Junquera añade que “aparece en la poesía del veleño un verso estudiado, aunque de apariencia fácil, él puede crear versos delicadamente alambicados de neologismos, de personajes míticos, con quien podemos saborear su ansia de justicia, su búsqueda de equilibrio, la morbosidad de lo dañino, el goce, la voluptuosidad del momento…”[25]

            Además Rogelio Blanco escribió: “Joaquín Lobato, ordenado y cuidadoso con las cosas que le regaló la vida, -más bien pocas cosas-; burlón, bondadoso y soñador en aparente niñez, cordial evocador e imitador o simulador de vidas, anhelaba vivirlas todas, la de pintores, poetas, actores, intelectuales, amigos...Y las vivió en porciones”[26].

            Y Segovia Lobillo expresó: “la fuerza interior de sus versos sacude el armazón metafísico en que se funda todo y revela un inmediato destino trascendente. Estremecimiento y serenidad en un gran estadio poético. Esa es la obra de Lobato”[27].

            Porque “Joaquín Lobato tenía ojos de niño, y mirada de niño. Miraba con curiosidad a todo y a todos, siempre anhelaba saber algo más, descubrir lo que ocultaban las cosas simples, los colores de la vida, los sonidos de las palabras y el significado oculto de cada vocablo”[28].

            Su curiosidad le llevó a ser un cinéfilo empedernido, atesoró a lo largo de su vida más de un millar de prospectos de mano que se entregaban en la ventanilla de los cines para promocionar las nuevas películas y cientos de carteles anunciadores de tantas historias cinematográficas. “Mis películas, perdonadme, yo me crie con el cine”[29].

            Este material está depositado en el Ayuntamiento de Vélez-Málaga, beneficiario del legado del poeta y pintor veleño que en vida donó todas sus pertenencias a su ciudad. “Mis papeles, mis libros, mis cuadros, mis cartas, mis plumas, mis lápices, el óleo que me sobre, todo ese bagaje que yo he mimado desde pequeño”[30].

            Joaquín Lobato, hijo de la España de la posguerra, criado con el cine, siempre añoró vivir las otras vidas vistas a través del celuloide y disfrutó contando sus recuerdos unidos al séptimo arte.

Por José R. Cortés Criado.



Este artículo es un capítulo del libro: GÓMEZ YEBRA, ANTONIO A.: Estudios sobre el Patrimonio Literario Andaluz V (Homenaje al profesor Cristóbal Cuevas), Málaga, AEDILE, 2013, pp 525-540.

                                                           


[1] LOBATO, Joaquín: Cantata para el que nunca tuvo cumpleaños, inédito.
[2] LOBATO, Joaquín: Aquellos ojos verdes, Concejalía de Cultura y Patrimonio,  Vélez-Málaga, 2011, p. 9
[3] Id., p. 9
[4] Id., p. 14
[5] Id., p. 41
[6] Id., p. 10.
[7] Id., p.13
[8] Id., p. 18
[9] Id., p. 21.
[10] Id., p. 24.
[11] Id., p. 27.
[12] Id., p. 28.
[13] Id., p. 30.
[14] LOBATO. Joaquín: 1ª Antología de cosas, Cuadernos del Sur, Málaga, 1972, Edición Ángel Caffarena, p. 33.
[15] LOBATO, Joaquín: Aquellos ojos verdes, Concejalía de Cultura y Patrimonio,  Vélez-Málaga, 2011, p. 31.
[16] LOBATO, Joaquín: Dedicadas formas y contemplaciones, Madrid, Endymion, 1996, p. 47.
[17] LOBATO, Joaquín: Infártico, Granada, Diputación Provincial, 1982, p. 11.
[18] LOBATO, Joaquín: Portafolios de Roma, 2013, Concejalía de Cultura y Patrimonio, Vélez-Málaga, p. 35.
[19] FORTES GÁMEZ, José Antonio: Presentación a LOBATO, Joaquín: Portafolio de Roma, 2013, Concejalía de Cultura y Patrimonio, Vélez-Málaga, 2013, p. 6.
[20] LOBATO, Joaquín: El aroma del verano en el vuelo, 2003, Universidad Politécnica, Colección Letras Humanas, Valencia, p. 29.
[21] LOBATO, Joaquín: El aroma del verano en el vuelo, 2003, Universidad Politécnica, Colección Letras Humanas, Valencia, p. 65.
[22] LOBATO, Joaquín: Poema del Sur, 1984, Arte y Cultura, Véle-Málaga, p. 43.
[23]   CORTES CRIADO, José R.: “Y al colegio llegó un poeta” en CLIJ,º nº 80, febrero 1996, p. 55.
[24] VV.AA: Gran Enciclopedia de Andalucía, Tomo X.
[25] JUNQUERA GÓMEZ, Mercedes: “El lenguaje universal en la poesía andaluza” en GÓMEZ YEBRA, Antonio A.: Estudios sobre el Patrimonio Literario Andaluz III, Málaga, AEDILE, 2012, p. 292.
[26] BLANCO MARTÍNEZ, Rogelio, Prólogo en LOBATO, Joaquín: Portafolio de Roma, Vélez-Málaga, 2013, p. 11.
[27] SEGOVIA LOBILLO, Antonio, Prologo en 1ª antología de cosas, Cuadernos del Sur, Málaga, 1972. Edición Ángel Caffarena. P.14.
[28] CORTÉS CRIADO, José R.: “Joaquín Lobato, observador sempiterno” en GÓMEZ YEBRA, Antonio A.: Patrimonio Literario Andaluz I, Málaga, Fundación Unicaja, 2007, p. 229.
[29] LOBATO, Joaquín: “Discurso” en VV. AA.: Joaquín Lobato, Ayuntamiento de Vélez-Málaga, 2004, p. 53. 
[30] Id. p. 52.